lunes, 9 de mayo de 2011

viajero o turista

Esto es el registro de un verdadero viaje: conocer gentes, costumbres y culturas, no simplemente edificios, no es solo ver bellas estructuras que en las fotos aparecen tapadas por nuestras caras deseosas de admiración y popularidad.

En eso caemos todos los turistas, lastimosamente preferimos dejar de observar realmente los paisajes con el plano general que es connatural a nosotros y simplemente ver a través una pantalla de 3 ó 5 pulgadas. Esa es la gran diferencia entre el viajero y el turista: el viajero disfruta del paisaje en plano general y sin mas lentes que sus propios ojos; el turista, además de seguir instrucciones, lo único que recuerda del paisaje es lo que alcanzó a ver a través de la pantalla de su cámara. Así las cosas, puede haber turistas encerrados que viajan a través de las fotos de los otros por internet; ambos casi que conocen lo mismo. No es oposición a la fotografía o al vídeo, sino a la falta de experiencias de los turistas que solo ven la foto como la evidencia, aunque no tengan mucho mas que decir!

2 comentarios:

AndrésPC dijo...

a proposito un interesante blog que me comparte la profesora Adriana Alvarez, de la Facultad de Educación de la UPB, Colombia:
http://hombrerrante.wordpress.com/

hombrerrante dijo...

Muy interesante el vídeo y la entrada. Para mí el problema del turismo es que se basa en experiencias prefabricadas. Me explico, normalmente los turistas viajamos a un lugar con una idea previa de lo que vamos a ver o sentir y que hemos visto en una guía o en un documental. Como consumidores que somos, compramos desde casa una experiencia estandarizada. Esto provoca que no seamos capaces de ver el lugar visitado sino en aquellos aspectos que refuerzan nuestras ideas previas. Desgraciadamente, esta carga de estereotipos y expectativas son reproducidas en muchos casos por los propios habitantes del país, conocedores que es precisamente ese aparente exotismo o falsa autenticidad lo que los turistas queremos y, en última instancia, pagamos.
Uff, vaya rollo que te he contado.
Un saludo desde Estambul